Mónica, la estudiante ecuatoriana que nos ha visitado desde México, nos ha dejado estas breves líneas

Hace más de un mes terminé mi estancia de maestría en la Uned, fue una de las experiencias más gratificantes que he tenido en mi vida; tuve la oportunidad de tomar cursos, de visitar la genial biblioteca en forma de espiral en la que me sumergí mañanas y tardes enteras cobijada por un buen libro mientras redactaba el capítulo de mi tesis.

Asimismo conté con la genial ayuda, apoyo y compañía de Nuria Polo, mi guía durante la estancia; pude asistir a unos cuantos eventos, me brindó su compañía mientras trabajaba y compartimos algunas conversaciones; de la misma manera, gracias a ella, logré conocer la radio de la universidad en la que presencié a algunas grabaciones.

Paralelo a todo aquello recorrí las calles agitadas y coloridas de Madrid, visité museos, restaurantes, más bibliotecas, conocí gente, pude adentrarme en esta ciudad inmensa, llena de alegría y movimiento cultural por todo lado; me llevé los mejores recuerdos de este país en el que se encuentran una gran parte de ecuatorianos, como yo.

Aunque soy de Ecuador, llegué de México, donde estoy terminando mi maestría en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos; todo esto lo logré gracias a la beca del estado mexicano y al apoyo de mi universidad.

Me llevo a España y a Madrid en el corazón, junto a la Uned y el cuerpo académico que pude conocer; fueron más de 3 meses intensos y vertiginosos, pero fructíferos y de mucho provecho.

Gracias a Nuria por el apoyo de principio a fin.

Hasta pronto, Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *